Puede que te hayas dejado llevar hasta aquí mecido por las olas o aprovechando la bajada de la pendiente. Es probable que tú ni siquiera desees encontrarte leyendo estas líneas o tal vez hayas esperado a estar a solas para encenderte un cigarrillo y te descubras en este lugar, que pertenece a ninguna parte, por propia voluntad.
Sea como fuere, ya has presenciado el crimen.
Y ahora formas parte de esto.
Ya eres Testigo de mis Errores.

martes, 4 de abril de 2017

Flor venenosa.

La Oenanthe crocata, más conocida como nabo del diablo, acibuta, cañahierro o pie de buey, es una planta de la familia de las apiáceas. Perenne, robusta y de hasta un metro y medio de altura, crece en el oeste de Europa y en la región mediterránea.
Esta belleza no es inofensiva: además de letal en quien la ingiere, tiene una propiedad tóxica muy interesante, un compuesto asesino llamado Enantotoxina que relaja los músculos de alrededor de la boca y obliga a la persona intoxicada a sonreír, incluso cuando está en medio de terribles y fatales convulsiones.
Según los historiadores, la planta era empleada en Grecia desde el siglo VIII a.C., cuando Homero acuñó el término "sonrisa irónica" para describir la sonrisa macabra que adornaba el rostro de las víctimas de este veneno.

No vas a darte cuenta de cuando te mate.



lunes, 5 de septiembre de 2016

Cuenta atrás.

Saboreo cada día que pasamos juntos, porque nosotros restamos, no sumamos uno más.
Tengo miedo de que el contador llegue a cero y no volver a ser tan feliz como cuando me despierto por la mañana y me haces caricias en la espalda y protestas porque entra mucha luz a través de las cortinas.

Me he enganchado a los besos de antes de dormir y me aterra que las benzodiacepinas no me hagan efecto cuando no estés a mi lado.

Supongo que el miedo siempre ve las cosas peor de lo que son, o al menos algo así decía Tito Livio. Lo sabré dentro de poco.

¿Sabéis parar el tiempo?

jueves, 29 de octubre de 2015

Desencanto.

Sentir todo mucho o no sentir nada de nada.

Y es que si no me alimentas, mi amor, me muero.
Y entonces ya no te quiero.

jueves, 1 de octubre de 2015

Depende.


Le veo y pienso "¡qué feo!" y después le miro y pienso que es lo más bonito que hay en el mundo. Bueno, tampoco tanto, pero que me encantan su sonrisa y sus labios, que me gusta que me abanique con sus larguísimas pestañas, y que no hay ninguna frente que me guste besar más.

lunes, 21 de septiembre de 2015

viernes, 28 de agosto de 2015

Adiós.

Te hubiese querido más que nadie.

Venga, chao.

martes, 4 de agosto de 2015

El pozo.

Me caigo de cabeza al pozo de tus ojos negros.
Grito y no me rescatas.
Floto, no sé si aguantaré mucho tiempo.
Me ahogo en las palabras que me dijiste la última vez que nos vimos.